Bodón y cuenta nueva

Como les pasa a todas las parejas que realmente conozco, hay varios momentos en el matrimonio donde piensas en la salida -no sé si mejor, ni si más rápida- pero anhelas el divorcio. Luego se te pasa y ya. Es como un cólico que a veces dura poco y a veces mucho.  Confieso que lo más atractivo de la separación me parece esta evolución del homo sapiens donde ahora se

El miedo no anda en burro

Suena lejano aquel momento cuando uno podía tocar el claxon saboreando una mentada de madre. Había de dos tipos. La rápida (tataratata) y finalizaba (tantan) y la que era laaaaargaaaa cuando pasaba alguien a mucho más velocidad que uno y se alargaba de una forma disfrutable (taratatataaaaaaaaaaa) esa última versión no tenía final, se iba disipando en el aire… A la gente que se metía en la cola del banco,