Sota, caballo y Rey.

Periódico noticias. Cuando un matrimonio fracasa, por lo general pasan dos cosas. Si el matrimonio es rico, se armarían el pleito por la lana, por las casas, los terrenos, los ahorros y acabaría en divorcio. Cuando el matrimonio está amolado, ni para divorciarse les alcanza, así que se separan y por lo general, la lucha sería de otras cosas: una pelea sin fin para demostrarle al mundo que la culpa